Parque Nacional

El Parque Nacional del Teide, es el mayor de Canarias. Es una excursión obligada para todos los que visiten Tenerife.

Un paisaje único de cráteres, volcanes y ríos de lava petrificada que rodean la impresionante silueta del Volcán Teide, que se alza hasta los 3.718 m de altitud. Los visitantes encuentran numerosos servicios que les permiten conocer y disfrutar de este espacio: cómodos accesos por carretera que cruza todo el Parque, dos centros de visitantes que desvelan algunos de sus secretos, una zona de restaurantes para reponer fuerzas, numerosos miradores que permiten componer una completa panorámica, una extensa red de senderos para los visitantes que deseen adentrarse en el Parque e incluso dos alojamientos, el Parador Nacional de Las Cañadas del Teide y el Refugio de Altavista a 3.270 metros de altitud.


El Parque Nacional del Teide es una de las grandes maravillas del mundo, con la ventaja de su fácil acceso y de estar relativamente cerca de los países europeos.

Todo el Parque es un extraordinario tesoro geológico en el que los volcanes, cráteres, chimeneas, coladas de lava y productos diversos, forman un impresionante conjunto de colores y formas. Las Cañadas del Teide sorprende por su diversidad, inquieta por sus enormes ríos de lava petrificada e impresiona por sus rocas derruidas por la erosión y por las colosales dimensiones de este caos mineral. Como contraste, en primavera ofrece un maravilloso jardín lleno de flores y suaves aromas, único en el mundo.

La estructura dominante es el Teide, imponente edificio volcánico que ofrece un aspecto muy distinto según el lugar o la época en que sea observado, deleitando siempre al espectador con sus múltiples caras. A sus pies se extiende un mar de rocas volcánicas tan recientes, que la erosión no ha tenido tiempo de alterar, conformando un amplio catálogo de formas y materiales volcánicos contenidos en el gran anfiteatro definido por la pared de Las Cañadas.

La pared que lo circunda se prolonga a lo largo de 25 Km. con alturas que llegan a 600m en la zona conocida como Guajara, su punto culminante. Este corte natural afecta a lo que fue otro edificio volcánico anterior, que desapareció parcialmente cuando, hace 198.000 años, se formó la actual depresión de Las Cañadas por un deslizamiento gigante que dejó al descubierto, en la zona de Los Roques, parte de sus raíces, representadas por conductos y chimeneas volcánicas que alimentaron erupciones pasadas.
En el corte de la pared, quedan a la vista tres millones de años de compleja historia geológica en la que el ciclo, deslizamiento y formación de “un Teide”, se pudo repetir varias veces.
El Parque Nacional, situado en el centro de la isla de Tenerife, es el mayor y más antiguo de los cuatro existentes en Canarias. En su superficie de 190 Km2 (18.990 hectáreas) se alza el Teide hasta los 3.718 m., constituyendo la cota más alta de España.

Fue declarado Parque Nacional en 1954 y en 1989 recibió el Diploma Europeo a la Conservación en su categoría máxima. Posee dos centros de visitantes, uno en el Portillo y otro en el Parador Nacional, dedicados respectivamente a la naturaleza y a los usos tradicionales de Las Cañadas. En 2007 fue declarado por la UNESCO Patrimonio Mundial.